Bienvenidos


Reciban todos y todas los visitantes a este Blog un cordial saludo. La idea de este espacio interactivo es brindar información, análisis y construcción de conocimientos sobre los hechos y fenómenos sociopolíticos que se presentan en la sociedad venezolana. De igual forma, intentaremos acercarnos, bajo un estudio científico y técnico, a la realidad política e institucional del gobierno y el Estado.

Uno de los objetivos principales que tenemos como espacio, es poder brindar apoyo e intercambio para la investigación científica y social. Desarrollar, elaborar, asesorar y ejecutar programas y proyectos de orden social, político y económico, a fin de impactar favorablemente en nuestras comunidades y territorio.

De igual forma, nos constituimos como actores científicos que pretenden diseñar, formular, asesorar y evaluar las políticas y servicios públicos, desde una mirada integral, incluyente, democrática y constructiva, de forma tal, que se pueda ejercer la acción gubernamental, generando los mayores y mejores niveles de eficacia, eficiencia, transparancia y calidad de los mismos.

Así mismo, ofrecemos nuestros servicios en la asesoría e investigación científica y social, y en formación y capacitación en áreas tales como: gestión y administración pública, liderazgo, planificación estratégica y prospectiva, diseño y transformación organizacional, control e indicadores de gestión, seguimiento y evaluación de políticas, entre otros, tanto para instituciones y organizaciones gubernamentales en sus distintos niveles, como a los consejos comunales, organizaciones sociales, servidores públicos y el sector privado que comparte la necesidad de transformación del Estado, para el beneficio de todos y todas en nuestra sociedad.

Entrevista en Diario Correo del Orinoco del 11/01/2015

Pero resaltan beneficios de la relación con China

Analistas coinciden en que gira del presidente Maduro no incidirá en la recuperación de los precios del petróleo

José Rafael Mendoza señala que los convenios de transferencia tecnológica y aquellos que induzcan a la reinversión de ganancias en el mercado nacional, “permitirán elevar las condiciones de nuestro modelo económico”


La gira que realiza el presidente Nicolás Maduro por China, Rusia, Arabia Saudita, Irán y Argelia, ha causado diversas reacciones en la opinión pública. Dos analistas consultados por el Correo del Orinoco evalúan la situación y exponen sus argumentos al respecto.

El politólogo José Rafael Mendoza cree que este viaje tiene una importancia “geopolítica y estratégica” para Venezuela. “El país requiere fortalecer y ampliar los lazos de cooperación, intercambio comercial, y sobre todo las fuentes de financiamiento internacional con países aliados, para proyectos de inversión en áreas de importancia para el desarrollo nacional”, apuntó.

Ese apoyo, a su parecer, se traduciría en obras de infraestructura, tecnología, aumento de la producción industrial y en la atención puntual, en materia de bienes y servicios, que requiere la sociedad en este momento coyuntural de la economía nacional.

ENFOQUE DIVERSO

Recalcó que parte de los anuncios hechos hasta ahora por el gobierno ratifican que distintas empresas estratégicas chinas vendrán o reimpulsarán, en otros casos, su presencia en Venezuela, “atendiendo al llamado del país de mejorar y aumentar la producción en áreas prioritarias.

El Gobierno tendrá, a su juicio, el reto de “establecer una política planificada para la producción, direccionalidad política clara y definida para la producción, y cubrir especialmente las áreas que realmente son prioritarias”, de manera que se puedan mejorar las condiciones económicas.

Asimismo, indicó que el Ejecutivo deberá garantizar la “existencia de mecanismos de control y seguimiento, así como de evaluación de los resultados”, según el plan propuesto, porque de lo contrario se estarían dilapidando los recursos que se inviertan en el proceso.

“La idea no es que vengan los chinos a producir teléfonos celulares a gran escala, que inunden el mercado, o motocicletas que terminen de congestionar el transito automotriz de las ciudades, cuando esa no sería la necesidad real del país”, sentenció.

PRECIOS PETROLEROS

En el ámbito geopolítico, comenta que mediante el recorrido presidencial se intenta “reestablecer puentes de negociación” con países como Arabia Saudita, “para buscar mecanismos a nivel global que permitan mejorar las condiciones de los precios del petróleo dentro del seno de la OPEP”.

Sin embargo, para el especialista es “poco probable” que pueda darse alguna incidencia en la recuperación del precio del barril de crudo en la cesta OPEP, en el contexto de esta gira, dado que muchos países como Arabia Saudita “son aliados” de aquellos que vienen propiciando conflictos mundiales, entre los que se encuentran EEUU y algunas naciones de la Unión Europea.

A través de estas alianzas, acota, se ha intentado “contener los avances de países emergentes a escala mundial, que a su vez vienen posicionándose en los mercados internacionales y logrando niveles de influencia política en el mundo, como Rusia o Venezuela”.

Recordó que en diciembre del año pasado, el propio presidente Obama hizo alusión a las acciones emprendidas por los EEUU “para hacer posible impactos negativos en la economía rusa, con la finalidad de hacer bajar su nivel de influencia en la región euroasiática”.

En aquella ocasión, agregó, el mandatario norteamericano “reconoció el impacto de su política para hacer bajar los precios de los hidrocarburos, casualmente en una época donde históricamente se supone que existe mayor demanda y consumo de combustible por la temporada invernal en los países desarrollados”.

IMPACTO POLÍTICO

De acuerdo con el especialista, la incidencia política dependerá del grado de acuerdos a los que llegue Venezuela y de los beneficios que alcancen, sobre todo “si se logran obtener las fuentes de financiamiento requeridas para poder enrumbar el aparato productivo nacional y atacar los elementos estructurales de debilidad, como la merma de los ingresos de divisas”.

La obtención de, al menos, gran parte de los objetivos fijados en la agenda, “que tampoco ha sido muy clara y difundida por el Gobierno Nacional”, reflexiona, generará un efecto positivo, no solo en lo político, sino también en lo económico, “ya que el escenario de incertidumbre sobre la marcha de la economía del país tenderá a bajar”.

Sobre el impacto internacional, mencionó que después de la muerte del comandante Hugo Chávez el nivel de influencia del país “ha mermado”, sobre todo en el escenario regional: “Chávez tenía una fuerte influencia, visión estratégica y posicionamiento mediático, inclusive en todos los escenarios posibles”.

Señala que además de tener una personalidad distinta a la del líder bolivariano, Maduro “ha tenido que dedicarse en cuerpo y alma -con resultados poco alentadores- a atender la situación de crisis nacional”, que hasta ahora ha sido muy intensa.

Asimismo, el analista encuentra ciertas fragilidades en nuestra cancillería y en el sistema de servicio exterior, al punto de calificarlo como “uno de los más débiles de la región”, debido a la falta de capacitación dentro del cuerpo diplomático. Asegura que este servicio “siempre se basó en el liderazgo del presidente Chávez, casi como en todos los demás aspectos de la vida nacional”.

Pese a esta situación, afirma que “Venezuela juega un rol bastante fuerte, puesto que representa un modelo distinto de desarrollo y avances en las condiciones sociales que muchos países y regiones ven con cierto agrado”.

NO HAY EQUILIBRIO

Mendoza no cree que los acuerdos logrados tras la gira sean muy equilibrados, dado que “nuestra economía no está en condiciones de establecer acuerdos recíprocos que permitan, por ejemplo, posicionar productos producidos en Venezuela en mercados internacionales”.

Por el contrario, estima que “lo que se busca son fuentes de financiamiento para abrir el mercado local a la inversión de empresas internacionales que pertenecen a capitales provenientes de esos países”.

No obstante, considera que los acuerdos de transferencia tecnológica y aquellos que induzcan a la reinversión de ganancias en el mismo mercado nacional, así como al aumento de la producción de bienes y servicios, “permitirán elevar las condiciones de nuestro modelo económico”. A su juicio, “habrá beneficios, no puede dudarse, pero el intercambio no será equilibrado”.

Tomado de Diario Correo del Orinoco. 11/01/2015.

http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/analistas-coinciden-que-gira-presidente-maduro-no-incidira-recuperacion-precios-petroleo/

Nuevo modelo administrativo requiere de una gerencia altamente capacitada

Tomado de El Correo del Orinoco. 13 de Julio de 2014.

El Estado venezolano se enfrenta a un nuevo proceso “sacudón”

La transformación, según el politólogo José Mendoza, se inició con el proceso Constituyente que impulsó Hugo Chávez; por ello considera que ahora lo que se requiere es una “depuración gerencial en los altos niveles de Gobierno”.

El politólogo y profesor universitario, José Rafael Mendoza, aseguró que en este momento no hace falta una transformación del Estado venezolano, tal y como se está planteando desde el Ejecutivo, sino más bien una transformación de su aparato administrativo. “Es necesario transformar el aparato de la administración pública, de manera que este pueda adecuarse a las nuevas condiciones históricas que presenta el país y responda de manera mucho más eficiente y eficaz a la demanda de los ciudadanos”, precisó.

Entrevistado por el Correo del Orinoco en el contexto del llamado “sacudón” al que convocó el Gobierno Nacional, recordó que la transformación que hacía falta fue propuesta por Hugo Chávez en 1998, durante su campaña electoral para los comicios presidenciales, y luego, tras la llegada de la Revolución, esta comenzó a desarrollarse mediante la convocatoria de la Asamblea Constituyente.

Afirmó que este proceso “permitió sentar las bases para un nuevo modelo de desarrollo, y ese fue un éxito alcanzado durante la gestión del presidente Chávez”. Sin embargo, considera que en la actualidad el país sigue manejándose bajo el antiguo modelo administrativo que representa a la “vieja burocracia”, por lo cual no se ha podido dar respuestas efectivas a la sociedad.

“Pulverizar el aparato de la administración pública para dar paso a una nueva estructura gubernamental que acompañe al proceso revolucionario, tal y como lo afirmó el comandante Hugo Chávez durante la campaña electoral para los comicios presidenciales del año 2006, es todavía una deuda y el elemento central que debe atender el Gobierno en este momento”, agregó el experto.

DEPURACIÓN GERENCIAL

Para lograr esa renovación, según José Mendoza, se necesita, en primer lugar, llevar a cabo una “depuración gerencial y directiva en los altos niveles de Gobierno, y capacitar a nuevos cuadros que asuman la dirección pública del Estado”.

Dijo que al tener cuadros mejor formados y una alta dirección pública con un mayor nivel de conciencia política, pero además con capacidad técnica de dirección, “se atendrían todas las áreas de desarrollo del gobierno”, permitiendo, entre otras cosas, “salir de la crisis económica y de la debilidad institucional que hay en este momento”.

Lo que se ha visto en los últimos años, criticó, “es una altísima rotación de los mismos cuadros ineficientes que salen de un ministerio y los colocan en otro; es decir, una gestión ineficiente, pero leal”. Por ello insiste en la necesidad de depurar los cuadros directivos.

Para el catedrático, “es fundamental tener una nueva visión desde el punto de vista técnico, jurídico y procedimental, porque al cambiar de raíz todos estos elementos podemos combatir con mayor eficiencia la corrupción, el despilfarro y el burocratismo, que no es lo mismo que la burocracia”.

De acuerdo con el especialista, “la burocracia es esencial en cualquier modelo administrativo y siempre va a estar presente”, pero lo que afecta realmente a nuestro modelo, resalta, “es el alto burocratismo que este presenta, pese a los esfuerzos que se han hecho para tener una gestión más eficiente”.

CAPACITACIÓN DE CUADROS

El investigador también propone la creación de un Instituto de Altos Estudios de Gobierno y Administración Pública, que vaya más allá de la capacitación requerida por las y los futuros cuadros que administrarán la gestión pública.

“Este instituto tiene que convertirse en el centro estratégico de pensamiento, de investigación para el Estado y para la Revolución, que proponga nuevos modelos, nuevas técnicas para hacer un Gobierno de calidad revolucionaria”, detalló.

Apuntó que los países con modelos socialistas disponen de grandes escuelas y centros de investigación y formación. “En China los tienen, en Cuba los tienen, en Vietnam los tienen”, referenció. Las experiencias del Instituto de Altos Estudios Nacionales de Ecuador y de la Escuela de Gestión Pública Plurinacional de Bolivia, añadió, son otro buen ejemplo en la región.

Asimismo, señaló que “en los países capitalistas, los centros estratégicos de pensamiento y estudio son las grandes universidades que reciben el financiamiento de grandes empresas privadas para producir las técnicas y los modelos de desarrollo dentro de ese sistema”.

En Venezuela, contrastó, todos los esfuerzos son aislados: “La Escuela Nacional de Administración Pública va por un lado, la Escuela de Planificación por otro, lo mismo sucede con el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual y el Instituto de Altos Estudios de Defensa de la Nación, cada quien va por su lado y no hay organización”.

CONTROL DE EMPRESAS

Para José Rafael Mendoza, también es prioritario determinar si es viable seguir manteniendo esquemas de control estatal pleno sobre algunas empresas de producción de bienes y servicios. “Como no tenemos hasta ahora los cuadros políticos y técnicos preparados para asumir la dirección pública, las empresas estatales que se han creado, o las que estaban en manos privadas y se nacionalizaron, se volvieron ineficientes y han bajado sus niveles de producción”, describió.

Como ejemplo citó el caso de Lácteos Los Andes, “una empresa que había posicionado sus productos en el mercado y de pronto bajó sus niveles de producción”. A su criterio, esto no sucede por culpa de las trabajadoras y los trabajadores, sino por una “mala visión estratégica y gerencial”.

El politólogo estima que “el Estado no lo puede absorber todo”, por lo que asegura que es necesario “establecer alianzas estratégicas con el sector privado”, nacional e internacional, dado que este tiene la experiencia y la capacidad de producción necesaria para lograr una administración eficiente.

“Hay que buscar mecanismos mixtos de propiedad y permitir la participación de particulares, pero con controles estatales”, sostiene el especialista, pues de esta manera “no se descuidaría el tema de la productividad, y se evitaría que los recursos vayan a parar, como el capitalismo lo pretende, en manos de pocos”.

La experiencia desarrollada en China, refiere, da cuenta de que esa modalidad de trabajo puede ser exitosa: “Si bien es cierto que el modelo chino ha ampliado los mecanismos para que el sector privado pueda participar dentro de la dinámica económica, el control de la planificación lo tiene el Estado”.

A su parecer, “no es contradictorio establecer este tipo alianzas”, de hecho, el presidente Chávez siempre lo dijo, además resalta que “es hora de ir superando los viejos modelos y paradigmas del socialismo totalitario, porque la actual dinámica que hay a nivel global no los permite”.

DIAGNÓSTICO AMPLIO

Mendoza también sugirió hacer un diagnóstico de la situación económica, política y administrativa “mucho más amplio” del que se ha realizado, mediante un plan que involucre a académicos y especialistas, nacionales e internacionales, que apoyen a la Revolución.

“El Gobierno tiene que ampliar la base de discusión con centros de estudio, de investigación, con los partidos políticos, con los movimientos sociales, para abordar un diagnóstico mucho más serio, más amplio y participativo de la situación del país”, enfatizó.

Esa discusión, acota, tiene que darse -en principio- con los sectores progresistas, porque lo que está en juego es a la Revolución. “Sentarse con los sectores más racionales de la oposición es un deber del Gobierno, porque hay que atender a la demanda nacional entera y no todo el país apoya el proceso revolucionario”, añadió.

Un ejemplo de economía sólida producto de ese esquema de trabajo, ilustra, lo constituye la gestión de Rafael Correa en Ecuador. A su juicio, el Gobierno venezolano “tiene el deber de buscar otras fuentes de información desde el punto de vista político, científico y técnico, que le permitan elaborar un diagnóstico más acertado sobre lo que está sucediendo”.

En ese sentido, el especialista en análisis y evaluación de políticas y servicios públicos resaltó que las medidas que se están aplicando en este momento “son extremadamente efectistas y coyunturales, por lo que no se está atacando la raíz de los problemas”.

De acuerdo a los sondeos realizados por distintas empresas consultoras, reseña el profesor, se ha podido determinar que esa actuación está provocando una “enorme caída en la popularidad y la aceptación de la gestión gubernamental”, aunque aclara que, “afortunadamente para la Revolución, la oposición no ha podido capitalizar eso”.

Mendoza recomienda hacer ajuste para acabar con el “desorden administrativo”

José Rafael Mendoza indicó que hay que hacer una serie de ajustes en lo que respecta a la planificación y control presupuestario, para acabar de una vez por todas con el “desorden administrativo” que se presenta en esta área. “Por lo general se trabaja con un presupuesto nacional con base en un precio del barril de petróleo que no es tal, porque realmente el precio está por encima de lo que se presupuesta”, asintió.

Además señaló que “muchos ministerios trabajan con recortes presupuestarios por austeridad, o por buscar mecanismos de eficiencia, pero al terminar el año fiscal se les terminan aprobando créditos adicionales que son mayores al presupuesto ordinario”.

En su opinión, urge implementar técnicas administrativas “mucho más coherentes”, así como mecanismos “más efectivos” de planificación y control. “No es posible que hayan presupuestos muy recortados en algunos ministerios y presupuestos extremadamente abultados en otros, incluso no justificados”, fustigó.

El anacronismo que existe actualmente en el sistema presupuestario venezolano, añadió el especialista, “lesiona la posibilidad real de que el Gobierno pueda aplicar políticas públicas coherentes, que además sean eficientes y de calidad”.

T/ Héctor Escalante
F/ María Isabel Batista

Fuente: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/estado-venezolano-se-enfrenta-a-un-nuevo-proceso-%E2%80%9Csacudon%E2%80%9D-2/