Bienvenidos


Reciban todos y todas los visitantes a este Blog un cordial saludo. La idea de este espacio interactivo es brindar información, análisis y construcción de conocimientos sobre los hechos y fenómenos sociopolíticos que se presentan en la sociedad venezolana. De igual forma, intentaremos acercarnos, bajo un estudio científico y técnico, a la realidad política e institucional del gobierno y el Estado.

Uno de los objetivos principales que tenemos como espacio, es poder brindar apoyo e intercambio para la investigación científica y social. Desarrollar, elaborar, asesorar y ejecutar programas y proyectos de orden social, político y económico, a fin de impactar favorablemente en nuestras comunidades y territorio.

De igual forma, nos constituimos como actores científicos que pretenden diseñar, formular, asesorar y evaluar las políticas y servicios públicos, desde una mirada integral, incluyente, democrática y constructiva, de forma tal, que se pueda ejercer la acción gubernamental, generando los mayores y mejores niveles de eficacia, eficiencia, transparancia y calidad de los mismos.

Así mismo, ofrecemos nuestros servicios en la asesoría e investigación científica y social, y en formación y capacitación en áreas tales como: gestión y administración pública, liderazgo, planificación estratégica y prospectiva, diseño y transformación organizacional, control e indicadores de gestión, seguimiento y evaluación de políticas, entre otros, tanto para instituciones y organizaciones gubernamentales en sus distintos niveles, como a los consejos comunales, organizaciones sociales, servidores públicos y el sector privado que comparte la necesidad de transformación del Estado, para el beneficio de todos y todas en nuestra sociedad.

Esta Historia se llama Chávez

Esta Historia se llama Chávez
Microweb de Telesur. Haz Click.

Entrevista Exclusiva a Nicolas Maduro por Diario Ultimas Noticias

Entrevista Exclusiva a Nicolas Maduro por Diario Ultimas Noticias
Foto de Jesús Contreras. UN

Entrevista a Maduro por Ultimas Noticias: "El diálogo marca una nueva etapa de coexistencia"

Caracas, 13/04/2014

¿Cuáles son sus expectativas sobre el diálogo iniciado el jueves? ¿Hasta dónde cree que pueden llegar?

Si logramos que la oposición venezolana llegue al convencimiento de que debe respetar la Constitución y al chavismo como fuerza mayoritaria con su proyecto político, ya sería un gran avance en el fortalecimiento de la democracia.

Todo lo demás que se desprende de allí son ventajas que se puedan lograr desde el punto de vista de la gobernabilidad.

Por ejemplo, el día de ayer (viernes) se hizo el taller y asistieron todos los gobernadores y alcaldes de oposición. Una excelente señal. Y puedo anunciar que ya hay recursos que voy a aprobar para los dos nuevos proyectos que, con carácter especial, presentaron en esa reunión.

Mientras la oposición mantenga su conducta política dentro del carril de la Constitución, pienso que les va a ir mejor a ellos y también al país.

Como se trata de concesiones mutuas, ¿cuáles puede ofrecer el gobierno y cuales aspira de la oposición?

De parte de la oposición yo aspiro a que condenen la violencia como método político para la toma del poder y como método para hacer oposición. Y me refiero a eso porque en teoría esas premisas las aceptan todos, pero en la práctica muchos en la oposición la respaldan. ¿Quién dijo que por la vía de quemar un preescolar se mejora la educación pública? ¿Acaso por la vía de quemar más de cien unidades de transporte público se mejora ese servicio? La violencia es enemiga de cualquier proceso de democratización.

La oposición solicitó formalmente la promulgación de una ley de amnistía y una reunión para los estudiantes que han participado en las protestas ¿Cuál es su posición al respecto?

Sobre la ley de amnistía, la revolución ha demostrado su nobleza en el trato de los delitos cometidos en el campo de la lucha política.

Pero hay tiempos de justicia, donde ésta nos lleva a la paz, y tiempos de perdón, donde nos lleva al mismo camino. El comandante Chávez el 31 de diciembre del año 2007 sobreseyó las causas de todos los golpistas del año 2002. Cinco años después, porque era el tiempo del perdón para la paz.

Yo creo que ahora es el tiempo de la justicia severa, porque en Venezuela, cabalgando las protestas de la oposición, se ha montado una insurgencia armada. Hay una red de paramilitares que alcanzan por lo menos los dos mil activistas que han realizado acciones violentas, como la quema de universidades, sedes de ministerios, vehículos oficiales y escuelas. Así que no es el momento todavía del perdón.

Con respecto a los estudiantes, pienso que el seno del movimiento estudiantil opositor, que por cierto no es el mayoritario en el país, se encuentra muy fracturado.

Allí hay muchos sectores que imponen su política de no diálogo. Este muchacho Requesens (presidente de la FCU-UCV) está sometido a presiones inaguantables a pesar de lo cual ha querido dialogar y así lo ha hecho con varios ministros, pero escondido y asustado.

Las puertas de Miraflores están abiertas y durante ocho semanas no he cesado de invitarlos a conversar. Aquí los recibo cuando quieran venir en paz.

¿Y las concesiones que haría el gobierno?

Pienso que desde la Revolución lo que podemos ofrecer es avanzar hacia un modelo económico que los incluya aún más. Y me refiero a los sectores de la oposición y del empresariado, que dicen sentirse excluidos. En ese sentido, creo que podríamos hacer la apertura aún mayor, a fin de que ellos se involucren directamente en el proceso de crecimiento y desarrollo económico. De inversiones, de intercambio de opiniones en el campo económico, siempre dentro del modelo económico que delineó el comandante Chávez, que es el más completo que se ha aplicado en Venezuela en los últimos cien años.

Estará consciente de las presiones a las que está sometida la MUD, dividida por este diálogo. ¿Cree que las soportarán, que llegarán hasta el final?

Es difícil decirlo en este momento, porque lamentablemente después de la partida del comandante Chávez, factores de poder mundial de la derecha internacional, han determinado acabar con la Revolución Bolivariana. Y esos factores imperiales tienen mucho poder e influencia, en sectores de la extrema derecha venezolana, que a su vez han envenenado a buena parte de los votantes de la oposición. Yo diría que más de la mitad del electorado opositor sigue a la extrema derecha, de manera casi ciega.

Este sector tiene mucha capacidad de presión sobre el liderazgo de la oposición, donde espero se imponga la sensatez. Por mi parte estoy dispuesto a hacer todo lo que esté a mi alcance para que ellos se mantengan centrados en la mesa de diálogo y la Constitución.

Y en cuanto a las reservas que genera este diálogo entre el propio chavismo ¿Cuál es su mensaje?

A algunos sectores dentro de la izquierda chavista, que pudieran tener algún tipo de duda sobre la justeza de los procesos de diálogos, de debate público y de reconocimiento con la oposición, yo les diría que es el único camino a la paz.

Venezuela, para hacer una revolución, no debe ir a una guerra. Nuestro reto es gobernar bien y resolver los problemas de la gente, ampliar la base política y social que nuestro Comandante nos legó; nunca eliminar al adversario, sino por el contrario generar cada vez mayor y participación.

Ahora, si alguno duda en particular sobre mi persona, en el sentido que me vendería al imperialismo y la burguesía, es otra cosa. Solo le puedo decir que mire mi trayectoria como revolucionario y comprometido con el pensamiento del comandante Chávez.

En mí no cabe la traición ni la duda, pero me toca conducir un país, donde hay venezolanos que piensan diferente. Lamentablemente los dirigentes de esos venezolanos los han llevado por caminos escabrosos de derrota en derrota, de golpe en golpe. Es la derecha que tenemos y si observo que se desvían hacia el campo de la insurrección, los tengo que traer al campo de la Constitución y el debate político.

¿Qué piensa que esperan los venezolanos de estos encuentros?

La gente quiere que haya paz, respeto y reconocimiento mutuo. Que eso además nos permita afrontar los principales problemas del país, de manera leal.

Por eso propuse desde hace algún tiempo el tema de la criminalidad. Estoy seguro, porque ya lo hemos hecho, de coincidir en la opinión, en la visión e incluso en la acción, con todos los actores.

Otro punto donde creo que se puede avanzar de igual manera es el tema del crecimiento económico. La expansión de las fuerzas productivas de Venezuela.

En conclusión que esto sea un punto de partida de una nueva etapa de coexistencia en el país.

¿Por qué ha sido más fácil llegar a acuerdos con el sector empresarial?

Porque el sector empresarial sabe que somos gente honesta y seria. Además, está asqueado de aventuras golpistas. Creo que de manera muy pragmática han comprendido que las grandes mayorías respaldan al proyecto revolucionario y que este gobierno va a regir los destinos del país por los próximos años. Se sientan con quienes ellos saben tienen el poder y la capacidad para escuchar y trabajar.

¿Cuánto más debe esperar la gente para comenzar a sentir los efectos positivos en la economía? ¿Cuándo cesará al desabastecimiento?

Hay un debate sobre el tema de la economía, por dos razones fundamentales. En primer lugar por una guerra económica que se libró contra Venezuela y que si se hubiera desplegado frente a una economía capitalista clásica, los resultados hubieran sido catastróficos.

Pero eso no sucedió en Venezuela, porque aquí tenemos un nuevo sistema económico social, que garantiza la distribución de la riqueza que se genera en el país, para la protección de millones de venezolanos.

Se trata de un sistema de protección de empleos, de protección de la educación pública. A través del sistema de Misiones, la revolución consolidó un sistema de protección social, que nos ha permitido defendernos de variables negativas como la inflación, de caídas en la producción y el abastecimiento de productos.

Hay un segundo factor: los errores que hemos cometido en política económica. Por ejemplo, el agotamiento de Cadivi como sistema de administración de divisas para el desarrollo económico del país.

Frente a cada uno de los errores cometidos tenemos la plena responsabilidad del gobierno, pero lo esencial es la garantía de distribución de riqueza y alimentos, gracias a la aplicación de un modelo económico que ha demostrado ser exitoso por esos logros precisamente.

Las bases de un nuevo modelo económico, productivo y diversificado están allí. Hoy en Venezuela existe un poderoso mercado interno, que es la base de la expansión de los sectores productivos que ahora vendrá para beneficio de la economía venezolana.

¿Usted cree que algún día se conocerá la lista de las empresas de maletín que estafaron a Cadivi?

Soy uno de los más angustiados porque se conozca esa lista. Los ritmos de la investigación llevan sus tiempos, pero aspiro a que muy pronto esa comisión con rango presidencial publique no solamente el listado, sino toda la estafa que hubo contra la Nación.

Esa lista de empresas nos va a poder mostrar los mecanismos de cómo se reproduce el rentismo parasitario de la burguesía. Muchos se van a sorprender de los que están en esa lista, a qué se dedican y a quién sostenían políticamente.

Usted sorprendió cuando dio pasos hacia la normalización de las relaciones con EEUU, ¿qué piensa de la reacción de Washington, uno de cuyos voceros dijo que Ud. buscaba tomar aire ante una situación interna compleja?

Los Estados Unidos están desperdiciando una oportunidad de oro para iniciar relaciones de respeto con la Revolución Bolivariana. Es la arrogancia imperial de algunos de sus funcionarios lo que les impide ver que nuestra revolución llegó para quedarse. Es la voz de América Latina, que no pueden acallar con golpes de estado y asesinatos.

Más temprano que tarde los EEUU tendrán que atender esta iniciativa de diálogo y de paz que yo he lanzado al gobierno de ese país. En algún momento tendremos relaciones basadas en el respeto mutuo.

Los cables han informado de unas declaraciones de Lula, según las cuales le recomendó a Ud. un gobierno de coalición. ¿Eso es posible?

Yo creo que el gobierno de coalición existe. De acuerdo a nuestra realidad política venezolana aquí tenemos un gobierno de coalición popular y antiimperialista.

La coalición social y política que agrupa a todas estas fuerzas revolucionarias y socialistas, que el comandante Chávez construyó, es la que está en el poder en Venezuela.

Sin embargo, creo que es pertinente echar a andar una nueva alianza patriótica en el país, con nuevos métodos para el debate político y donde se puedan incluir organizaciones políticas y sociales, los colectivos, así como personalidades. De alguna manera la realidad venezolana así lo está exigiendo y creo que la visión del compañero Lula apunta en ese sentido. Una verdadera coalición nacional revolucionaria.

He escrito que nunca se había visto una articulada campaña desinformativa internacional contra un país, como ahora contra Venezuela. ¿Cree que sea posible enfrentarla con éxito si todo el poder mediático mundial desearía acabar con este “mal ejemplo” de un país con tan enormes reservas petroleras?


Es un gran reto para cualquier país poder enfrentar la guerra comunicacional, que se ha desatado contra el país, la revolución y en especial contra mí como Presidente.

Buena parte de la arremetida que hemos vivido desde febrero bajo la consigna de la “la salida ya” estaba conectada a un plan internacional contra Venezuela, que logramos derrotar gracias a nuestra fortaleza en la escena mundial.

Tenemos mucho prestigio en foros como la ONU, en su Comisión de DDHH, en la OEA, Unasur. Hemos vencido todos los retos planteados, aunque hay que admitir que desde el punto de vista mediático le han hecho un gran daño al país todos estos medios de comunicación y los voceros de la oposición que han salido por el mundo a pedir una intervención contra Venezuela.

Por esa razón he pensado en la necesidad de crear un nuevo ministerio para la comunicación internacional, dedicado exclusivamente a la defensa mundial de Venezuela.

Incluso he pensado en Roy Chaderton para que asuma esa vocería. Es una necesidad de los tiempos y creo que en los próximos días podré anunciar esa decisión, que estoy seguro contará con el apoyo de muchas voluntades alrededor del planeta.

Una vez concluida la entrevista, nos dijo que había venido preparado, y nos mostró varias láminas con estadísticas que revelan algunos logros del gobierno. Por ejemplo, mientras la inversión social fue de Bs 80.608 millones en el período 1984-98, en el lapso 99-2013 fue de Bs 623.508 millones; el programa de alimentación escolar subió en un 1.663,9% del 99 al año pasado; los hogares de extrema pobreza eran el 13% en los años 2002-03 y de 5,5% en 2013. “Y fíjense en el resultado de la Misión Robinson: alfabetizó 1.766.439, y por la Misión Robinson II han pasado 916.6897. No nos hemos quedado en los alfabetizados”.

Eleazar Díaz Rangel | Marco Tulio Paéz

www.ultimasnoticias.com.ve

Presidente Maduro en entrevista exclusiva para The Guardian

Presidente Maduro en entrevista exclusiva para The Guardian
(Video) Haz Click acá

Presidente Maduro a The Guardian: protestas son señal de que EEUU quiere nuestro petróleo

09/04/14.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado a Estados Unidos de usar una sucesión de protestas callejeras para orquestar un golpe a cámara lenta, al estilo de Ucrania, contra su gobierno y ponerle la mano al petróleo venezolano.

En una entrevista exclusiva para The Guardian, manifestó que lo que él denomina una revuelta de los ricos fracasará debido a que la Revolución Bolivariana de Venezuela está más profundamente asentada ahora que cuando rechazó el golpe de Estado respaldado por EEUU contra Chávez en el año 2002.

Venezuela ha tenido que hacer frente a continuas protestas violentas desde principios del mes de febrero, que comenzaron cuando los líderes de la oposición lanzaron una campaña para derrocar a Maduro bajo el slogan de La salida.

Tratan de vender al mundo la idea de que en Venezuela hay protestas, una especie de Primavera Árabe, declaró. Pero en Venezuela ya tuvimos nuestra primavera: nuestra Revolución, que le abrió el camino a la Venezuela del siglo XXI.

El conflicto ha cobrado la vida de 39 personas y ha sido un reto importante para el gobierno de Maduro.

EEUU niega estar involucrado y declara que Venezuela está usando la excusa de una amenaza de golpe de Estado para actuar con contundencia contra la oposición. Human Rights Watch y destacados representantes de la Iglesia católica de Venezuela han condenado la gestión de las protestas por parte del Gobierno, mientras que Amnistía Internacional ha denunciado violaciones de los derechos humanos por ambas partes.

Maduro manifestó que Venezuela se está enfrentando a un tipo de guerra no convencional que Estados Unidos ha perfeccionado a lo largo de décadas, y mencionó una serie de golpes de Estado o intentos de golpe de Estado respaldados por EEUU desde 1960 (Brasil) hasta 2009 (Honduras).

El líder sindical, en declaraciones desde el palacio presidencial de Miraflores, dijo que la oposición en Venezuela ha tenido el objetivo de trancar todas las ciudades principales del país, un poco copiando, de manera muy mala, lo que sucedió en Kiev, donde fueron trancando las avenidas principales de las ciudades hasta que hicieron ingobernable a Kiev, Ucrania, y derrocaron al Gobierno democrático. La oposición venezolana tenía un plan parecido.

Tratan de acrecentar problemas económicos, a través de una guerra económica, para desabastecer el mercado de productos y disparar una inflación ficticia.

Además, crean problemas de carácter social, molestia, insatisfacción política y violencia, y buscan la imagen de incendios para justificar un proceso de aislamiento internacional e incluso de intervención.

Hablando sobre las mejoras sustanciales de protección social y la reducción de la desigualdad durante la última década y media, Maduro manifestó que en la época en la que yo era sindicalista no había ni un solo programa para proteger la educación, la salud, la vivienda y los salarios de los trabajadores. Era el reino del capitalismo neoliberal. Hoy en Venezuela es la clase obrera la que sostiene la estabilidad política de la Revolución: es el país en el que los ricos protestan y los pobres celebran su felicidad social.

La reciente relajación de los controles sobre la moneda parece haber tenido un efecto positivo, la economía continúa creciendo y la tasa de pobreza sigue disminuyendo.

Alrededor de dos mil doscientas personas han sido detenidas (ciento noventa continúan arrestadas) durante los dos meses de revueltas en los que los líderes de la oposición llamaron a encender las calles con la lucha.

A la pregunta de cuánta responsabilidad por los asesinatos corresponde al Gobierno, Maduro respondió que 95% de las muertes fueron debidas a grupos de extrema derecha en las barricadas, y puso como ejemplo a tres motoristas que murieron debido a un cable tendido por los manifestantes de lado a lado de una calle. Maduro declaró que ha establecido una comisión para esclarecer cada uno de los casos.

El Presidente venezolano manifestó que los medios de comunicación globales se han acostumbrado a promover una realidad virtual de un movimiento de estudiantes que es reprimido por un gobierno autoritario, ¿Qué gobierno no ha cometido errores políticos o económicos? Pero, ¿justifica esto quemar universidades o derrocar a un gobierno elegido democráticamente?.

Las protestas que han sido producidas en zonas acomodadas, han incluido incendios provocados en edificios del Gobierno, universidades y estaciones de autobús. Leopoldo López, quien participó en el golpe del 2002, y dos alcaldes han sido arrestados y acusados de incitación a la violencia.

Maduro ha insistido en que esto no es criminalizar la disensión. La oposición tiene garantías totales y derechos. Tenemos una democracia abierta. Pero si un político comete un crimen, llama al derrocamiento de un gobierno legítimo y usa su posición para bloquear calles, quemar universidades y transportes públicos, los tribunales actúan.

El mes pasado, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, declaró que Venezuela está librando una campaña de terror contra sus propios ciudadanos. Sin embargo, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los estados pertenecientes a Mercosur apoyaron al Gobierno de Venezuela y apelaron al diálogo político.

Cuando se le preguntó al Presidente de Venezuela sobre la evidencia de la implicación norteamericana en las protestas, Maduro respondió: ¿No son cien años de intervención en Latinoamérica y el Caribe suficientes: contra Haití, Nicaragua, Guatemala, Chile, Granada, Brasil? ¿No es suficiente el intento de golpe de Estado de la administración Bush contra el presidente Chávez? ¿Por qué tiene Estados Unidos 2.000 bases militares en el mundo? Para dominarlo. Le he dicho al presidente Obama: nosotros ya no somos su patio trasero.

Maduro señaló que la evidencia de la implicación pasada y presente de EEUU en Venezuela se encuentra en las comunicaciones recogidas por Wikileaks, las revelaciones de Edward Snowden y en documentos del Departamento de Estado de EEUU. Estos documentos incluyen comunicaciones del embajador norteamericano en las que se esbozan los planes americanos para dividir, aislar y penetrar el gobierno de Chávez, así como los importantes fondos que el Gobierno de EEUU transfirió a la oposición venezolana durante la pasada década (algunos a través de agencias como USAID y la Office for Transitional Initiatives), que incluye 5 millones de dólares para apoyo directo en el presente año fiscal.

Las alegaciones del presidente Maduro se producen una semana después de que se revelara que USAID financió en secreto un sitio web dedicado a redes sociales desde el que se alentó la protesta política y se apoyó tumultos en Cuba, país aliado de Venezuela, bajo el título Asistencia para el desarrollo. Representantes de la Casa Blanca reconocieron que esos programas no son únicamente para Cuba.

El Presidente ha manifestado que aceptaría una mediación del Vaticano si la oposición condena la violencia. Sin embargo, rechaza las acusaciones de que tanto él como el movimiento chavista han sido demasiado polarizadores.

Yo no creo que en una democracia la polarización sea mala. Parece que es una moda, de un tiempo para acá, tratar de convertir la polarización en una enfermedad. Ojalá se polarizaran todas las sociedades democráticas del mundo. Una democracia solo puede funcionar si su sociedad está politizada.

La política no es para cuatro élites de un partido de centro izquierda y un partido de centro derecha, y las élites que se distribuyen la riqueza, dice Maduro.

En Venezuela hay una polarización positiva porque hay una politización general y las grandes mayorías toman partido por las políticas públicas. Hay que aceptar que hay una polarización negativa que pretende desconocer la existencia del otro, que pretende acabar con el otro. Nosotros creemos que esta polarización negativa hay que superarla con el diálogo nacional.